sábado, 22 de mayo de 2010

ODA A MI AMADA

Como una estrella
que brilla con luz propia
así brillas tú,
mi amor querido,
estimada mujer que acapara
todos mis sentidos.
Mejor compañera de viaje
por los senderos de la vida
no habría tenido,
pues eres lucero del alba,
mi amor querido.
Junto a ti
se me hace corto el camino.
Preciosa mujer
que ojos jamás hayan visto.
Tu sonrisa y tu cabello ondulado,
al amor del viento,
recrean a todos mis sentidos.
Mujer extraordinaría,
trabajadora, humlde y sabia.
Tenerte a mi lado
es ternura y pasión.
Tan preciada joya
es escasa,
por ello quisiera
tenerte a mi lado
todo el mañana,
mi amor del alma…



En tu cincuenta cumpleaños. Antonio Contreras

No hay comentarios:

Publicar un comentario